A trabajar en dos ruedas

Intro-rodar

Texto: Oso Oseguera
Fotos: Carlos Álvarez Montero

Zeferino Pantoja es un curtidor de pieles de León, Guanajuato. Él va de su casa a su taller en bicicleta de lunes a viernes. Pantoja no rueda solo. Es parte de un centenar de ciclistas que inundan la avenida del Curtidor a las 7:00 am. Todos van a trabajar a la zona industrial Julián de Obregón donde hay fábricas de calzado.
En León se hacen 100,000 viajes diarios en bicicleta, según el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (itdp), un organismo internacional que promueve el transporte sustentable.
La bicicleta como medio de transporte no es una moda. Es una solución de movilidad en las ciudades más comerciales, donde el principal obstáculo de movilidad es el parque vehicular.
Los congestionamientos viales en México generan pérdidas por 200,000 millones de pesos (mdp) anuales, según la CTS Embarq, una organización civil.
El camino para reemplazar el automóvil por la bicicleta es vincular las acciones de gobierno, empresas y sociedad.
León tiene 5% de viajes en bicicleta, Guadalajara, 2%, y el Distrito Federal, 1%, según el itdp.
La explosión de ciclistas abrió el debate. Cada sector tiene puntos de vista válidos para hacer realidad o no el tránsito en bicicleta en las urbes del país.
“Urge un plan de movilidad que facilite el tránsito, la convivencia social y la actividad económica en el país”, dice Xavier Treviño, director del itdp.
La tendencia en las ciudades modernas no es tener grandes vialidades, sino espacios donde convivan habitantes y autos. “Moverse en bici es una forma de evolución”, dice Javier Hidalgo, director de Movilidad de Miguel Hidalgo, una de las 16 delegaciones del Distrito Federal.

Sin datos. En la delegación Miguel Hidalgo habrá 50 km de ciclovías en 2016, dice Javier Hidalgo. Aunque no hay un registro de km construidos en la ciudad.

Sin datos. En la delegación Miguel Hidalgo habrá 50 km de ciclovías en 2016, dice Javier Hidalgo. Aunque no hay un registro de km construidos en la ciudad.

FALTA VINCULACIÓN
Juan Pardinas, director del Instituto Mexicano para la Competitividad (imco), un centro de investigación, utiliza el sistema de transporte público de bicicletas del Distrito Federal, tres veces por semana.

Avance. Juan Pardinas, director del imco, dice que el avance del transporte sustentable en el DF es notable en comparación con el siglo xx.

Avance. Juan Pardinas, director del imco, dice que el avance del transporte sustentable en el DF es notable en comparación con el siglo xx.

El ejecutivo recorre 8 km de su casa en la delegación Cuauhtémoc a su oficina en la colonia Polanco, una zona comercial de la delegación Miguel Hidalgo. Su trayecto tiene peligros, como baches, automovilistas que invaden la ciclovía y poca señalización.
Pero Pardinas disfruta el recorrido y ahorra tiempo, dice, a pesar de las dificultades.
No todos los ejecutivos tienen esta suerte. Nueve ciclistas murieron atropellados en la Ciudad de México en 2015. Entre 2009 y 2014 hubo 14 muertos, según datos de Bicitekas, una organización civil.
“Erramos en la construcción de la ciudad”, afirma Hidalgo. “En 50 años la hicimos apta para autos y no para personas”.
La fórmula para corregir el rumbo, según Treviño, es dotar de infraestructura las ciudades para aumentar el número de ciclistas. En Bogotá, Colombia, 4% de los viajes se hacen en bicicleta. El doble que en las ciudades más grandes de México.
Pero no todos los grupos están a favor de este medio de transporte.
“Puede ocurrir una catástrofe económica”, dice Carlos Cortés, líder de la Unión de Vecinos Comerciantes y Trabajadores de Benito Juárez, una delegación en el sur del Distrito Federal.
El temor de los comerciantes es que las ventas de los negocios de la avenida División del Norte bajen si los clientes cambian el auto por la bicicleta.
El ciclismo genera nuevos negocios. En la delegación Cuauhtémoc hay 50% más comercios del giro desde 2013, según la autoridad local.
People for Bikes, una boutique de accesorios para bicicletas, abrió la primera tienda en 2012 y hoy tiene tres sucursales en el Distrito Federal.

Un buen negocio. Alan Huber, fundador de la tienda People for Bikes, abre una nueva sucursal cada año. El ticket promedio de venta es de 1,200 pesos por cliente.

Un buen negocio. Alan Huber, fundador de la tienda People for Bikes, abre una nueva sucursal cada año. El ticket promedio de venta es de 1,200 pesos por cliente.

Las empresas también hacen su parte. BBVA Bancomer invirtió 20 mdp en servicios para ciclistas. Los recursos sirvieron para construir un estacionamiento para 250 bicicletas, 1.6 km de ciclovía y regaderas en las oficinas de Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.
“Queremos que más gente llegue en bici”, dice Luis Ignacio Gutiérrez, director de Inmuebles de BBVA Bancomer. Gutiérrez coordinó el proyecto.
Microsoft e Infonavit también instalaron estos servicios en sus edificios corporativos, en 2014. Liverpool y El Palacio de Hierro hicieron una inversión de 8 mdp en infraestructura para ciclovías en Polanco, en la delegación Miguel Hidalgo.
El primer servicio de préstamo de bicicletas de Guadalajara fue privado. Mario Delgado creó Bikla y abrió estaciones en el centro de la ciudad en 2012. El negocio vivía de la venta de publicidad.
Debido al éxito y la demanda, el municipio de Guadalajara creó el programa público Mi Bici en 2014. El siguiente paso será abrir estaciones de bicis en Zapopan, en la zona metropolitana de la ciudad.
En el Distrito Federal el número de estaciones de Ecobici creció 60% en dos años. Hay un estacionamiento para 500 bicis en el metro Pantitlán al oriente y planes para construir uno más en La Raza, al norte, dice Tanya Muller, secretaria del Medio Ambiente de la entidad
La infraestructura no lo es todo. “Hacen falta políticas para la recupera¬ción del espacio público”, dice Antonio Suárez, coordinador del diplomado en Infraestructura Ciclista de la Universidad Nacional Autónoma de México (unam).
El diplomado lo cursan arquitectos, urbanistas y funcionarios públicos.
“No podemos hacer caso omiso al problema de movilidad”, dice Laura Ballesteros, una asambleísta del Distrito Federal que promovió la Ley de Movilidad.
Los gobiernos de las principales ciudades ya trabajan en leyes para impulsar programas de educación para ciclistas y automovilistas.
La bandera de la educación cívica la tiene la sociedad civil. Laura Bustos Endoqui es un ejemplo. Ella creó el programa ‘Te enseño en bici’ y entrena a mujeres en la zona de Reforma en la Ciudad de México, los fines de semana.
En México hay 128.2 kilómetros de ciclovías, según el Banco Interamericano de Desarrollo (bid).

Transporte para todos. Laura Bustos fomenta el uso de la bicicleta. Enseña a mujeres  a circular por la ciudad.

Transporte para todos. Laura Bustos fomenta el uso de la bicicleta. Enseña a mujeres a circular por la ciudad.

A pesar de las buenas intenciones para fomentar el uso de bicis no hay un plan ni una meta de ciclismo urbano nacional.
Empresarios, sociedad y gobiernos locales trazan su propio camino y hacen esfuerzos por articularse.
Las organizaciones civiles, como Bicitekas, piden destinar 5% del presupuesto federal para movilidad ciclista. A pesar de que sólo 28% de la población se mueve en automóvil, 67% del presupuesto es para infraestructura vial. “Esta desigual¬dad degenera todo”, dice Hidalgo.
Llegar en bici a la oficina no es sólo una prestación de las grandes empresas. Édgar Matamoros, ceo de Capa 4, una compañía de servicios de ti, invirtió 25,000 pesos en 2014 para promover este tipo de transporte entre sus empleados.

A lo grande. Édgar Matamoros invirtió 25,000 pesos en equipamiento para que sus empleados lleguen a la oficina en bicicleta.

A lo grande. Édgar Matamoros invirtió 25,000 pesos en equipamiento para que sus empleados lleguen a la oficina en bicicleta.

Rentó un cajón de estacionamiento cerca del metro General Anaya, a 1.5 km de sus oficinas, y habilitó ahí un sistema para encadenar bicicletas.
Sus empleados viajan en metro un tramo y concluyen su trayecto en bici.
De los 100 colaboradores de la empresa, 10% son ciclistas. “Quizás en un futuro podría pagar a los empleados por kilómetro rodado”, dice el director.
Matamoros se inspiró en empresas como Siemens, en Berlín, Alemania, y Altiuz, en Santiago de Chile. Estas compañías dan bonos de hasta 600 euros a sus empleados por llegar ‘rodando’.
El beneficio de esta prestación es intangible, dice Matamoros. “Por ahora, la ganancia es un mejor ambiente laboral”.

CIUDADES EJEMPLARES
Copenhangenize, una organización que promueve la movilidad en bicicleta en el mundo, reconoce cada dos años a las ciudades más amigables para el ciclismo urbano. En la lista no hay ninguna mexicana. Río de Janeiro es la ciudad latinoamericana con mayor número de ciclistas.

LAS MEJORES DEL MUNDO
Ámsterdam
Copenhague
Utrecht
Sevilla
Burdeos
Nantes
FUENTES: Copenhagenize, Red Ciclociudades, ITDP, BiciRed.

LAS NACIONALES CON MÁS CICLISTAS
Distrito Federal
Guadalajara
León
Aguascalientes
Toluca
Monterrey
FUENTES: Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano.

El beneficio de rodar
1 Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
2 Tonifica y fortalece los músculos de muslos y pantorrillas.
3 El ejercicio tiene bajo impacto en rodillas y caderas.
4 Mover los pies en círculos mejora las habilidades de coordinación.
5 Mejora el ánimo porque libera endorfinas.
6 Vigoriza el sistema inmunológico.
FUENTE: Departamento de Salud de Estados Unidos.

(Revista Expansión 22 mayo – 4 de junio de 2015)

 

1 Comment

  1. TachitoTec says:

    Te felicito por el artículo mi estimado. Dile a Edgar Matamoros que le enderezamos su tijera cuando quiera…

Leave a Comment

 
 




 

Blue Captcha Image
Refresh

*