Bromptonianos de corazón

Bromptonianos

La cultura Brompton se asocia a la elegancia y la sofisticación a la hora de rodar.
Cuando se trata de pedalear una bici Brompton, los tenis, las playeras y las chamarras deportivas no tienen cabida. Aquí lo importante es ir vestido de forma distinguida: las chicas suelen lucir coquetos vestidos, faldas, medias y blusas de encaje, mientras que los hombres llevan trajes y hasta camisas con mancuernillas.
Pero, ¿de dónde viene la costumbre de vestir elegantemente cuando se rueda en estas bicis?
León Hamui, distribuidor en México de Brompton y experto en el tema, explica que esto se debe a que el coche ha dejado de dar el estatus que antes ofrecía y a que muchos de los usuarios tienen que ir bien arreglados a su lugar de trabajo.
«La gente empieza a usar este tipo de bici para ir a la oficina bien vestida. Todo esto empezó poco a poco, hasta tener el boom que tenemos hoy en día de ciclismo urbano. Además de ser práctica, es muy elegante», indica Hamui.
El auge de estas bicicletas comenzó en 1998 en México, cuando organizaciones civiles como Bicitekas comenzaron con la idea de fomentar distintas formas de transporte que lograran crear ciudades más humanas, transitables y amigables con el medio ambiente.
Hamui recuerda que el gusto por ellas nació en 2001, cuando, como integrante de Bicitekas, asistió a un congreso de ciclismo urbano a nivel mundial en Glasgow y Edimburgo. Allí, para su sorpresa, el guardarropa no tenía abrigos ni sacos, sino muchas bicis Brompton formadas.
«Fue muy emocionante porque yo nunca había visto una bicicleta de ésas. El tercer día del congreso hubo que hacer un viaje como de 40 kilómetros entre las dos ciudades. Me prestaron una y quedé fascinado porque es muy cómoda», dice el experto.
«De regreso me traje mi bicicletota más una Brompton. Creo que lo más importante es que es muy práctica; se dobla en menos de 10 segundos. Es muy fácil de cargar y hace un paquete muy compacto».
Javier Ramírez Téllez, fundador del grupo TeamB, formado por unas 90 personas, indica que un promedio de 15 bromptonianos se reúne cada 15 días en la glorieta de la Diana Cazadora para hacer rodadas.
«Hacemos cosas que puedes hacer con la Brompton y que no puedes hacer con otras bicis, como llegar a un restaurante o un museo, doblarla y meterla. Por ejemplo, una de las rodadas más especiales fue a las Pirámides de Teotihuacán. Fueron como tres horas y media de camino».

¿Sabías que…?
+ La bicicleta Brompton nació en 1976 como un proyecto de tesis del diseñador industrial Andrew Ritchie.
+ Su costo oscila entre 20 mil y 60 mil pesos dependiendo de los aditamentos que se le incluyan, como extremidades de titanio o motor eléctrico.
+ Su peso va de los 9 a los 13 kilos, según los accesorios.
+ En la República Mexicana existen unas mil 500 bicicletas de este tipo.
+ Si deseas conocer más detalles sobre ellas, consulta www.bromptonmexico.mx.

Carrera con estilo
El Campeonato Mexicano de Brompton, que celebró su cuarta edición en el mes de mayo, se caracteriza porque sus participantes suelen ir con un código de vestimenta alusivo a la moda y personajes londinenses.
Por ejemplo, hay quienes se visten como Harry Potter, como los guardias del Palacio Real, como un intérprete de gaita escocés y hasta como la mismísima Reina de Inglaterra, Isabel II.
«También hay gente que decora la bicicleta. Todo esto viene del evento mundial», comenta Ramírez Téllez.
A la competición mexicana suelen asistir unos 200 ciclistas que se dan cita en el Bosque de Chapultepec una vez al año. En ella se premia al más veloz por categorías varonil y femenil y el mejor vestuario de ambos sexos.
A su vez, el campeonato se replica en otras naciones donde hay distribución de Brompton, y los ganadores de cada país participan en el Campeonato Mundial, que tiene lugar en Inglaterra.
(Por Dalila Carreño, de Reforma)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*