Crónica de una muerte ciclista

vista-aerea-marcha-quieroconfiar

Este es uno de los videos que se grabó a los pocos minutos de ocurrido el trágico acontecimiento.

Veladoras-ciclista-atropellado
MARCHA #QUIERO CONFIAR
Ciclistas rodaron el martes por la noche para exigir justicia por el joven que mientras circulaba en bicicleta, en el Centro, fue arrollado por una patrulla, lo que le provocó la muerte.
Los manifestantes partieron del parque Pascual Ortiz Rubio, en la Colonia Del Valle, y circularon sobre Gabriel Mancera, Monterrey e Insurgentes hasta llegar al Monumento a la Revolución.
A las 21:00 horas llegaron al Monumento a la Revolución y ahí hicieron un pronunciamiento por la muerte del ciclista, explicó Daniel Inurreta, uno de los organizadores y miembro de Caudillos del Sur.
“Vamos a dar un pronunciamiento por el fallecimiento y exigir un castigo, porque quieren tapar el Sol con un dedo al decir que fue falta de pericia de la policía”, señaló Inurreta.
El domingo, un ciclista, aún no identificado, murió al ser atropellado por la patrulla que conducía Barrón Rivera, en la Avenida Fray Servando Teresa de Mier, frente al Mercado de Sonora.

cervezas-en-patrulla-1
LA POLICÍA NO BEBIÓ
La prueba de alcoholemia aplicada a la agente capitalina que ayer mató a un ciclista al arrollarlo resultó negativa, informó el Procurador del DF, Rodolfo Ríos.
De esta forma, se prevé que Brenda Magali Barrón Rivera, de 21 años de edad, sea consignada por el delito de homicidio culposo, explicó Ríos en conferencia de prensa, lo que le permitirá salir libre bajo fianza.
“Se le realizaron a ella, por un tema que se dio en el mismo evento, los exámenes toxicológicos, salió negativo, en este sentido, la compañera que llevaba a su cargo la patrulla”, indicó el funcionario. “La responsabilidad es de quien viene manejando la patrulla.
Respecto a las botellas de alcohol que había en la patrulla y sobre los otros dos policías que viajaban en el vehículo, Ríos señaló que la dependencia a su cargo no tiene información. Otras fuentes de información refieren que esas botellas “se las sembraron” a los agentes de la policía.
“Bueno, de ellos no tenemos la declaración. Te digo, lo importante para nosotros es la persona que venía conduciendo, que está en el Ministerio Público y en su momento se ejercerá la acción penal”, aseveró.
La Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) abrió una queja de oficio por la muerte del ciclista que murió al ser arrollado por una patrulla de la Policía local.
El proceso fue iniciado, ya que la agente que conducía el vehículo oficial T1116, identificada como Brenda Magali Barrón Rivera, de 21 años de edad, estaba en funciones.
La CDHDF solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Procuraduría capitalinas resguardar los videos del accidente, que fueron captados por las cámaras instaladas en la zona.

patrulla-sobre-bici
SE QUEDÓ SIN FRENOS
La policía de Tránsito que atropelló y mató a un ciclista frente al Mercado de Sonora declaró ante el Ministerio Público que se quedó sin frenos, lo que generó el accidente.
Además, Brenda Magali Barrón Ruiz, de 21 años de edad, rechazó haber ingerido bebidas embriagantes, pero aún se esperan los resultados de los estudios periciales que le realizaron.
La policía dijo que la patrulla no tenía buenos frenos y cuando circulaba por Fray Servando ya no pudo detener el vehículo.
En tanto, la víctima del accidente aún permanece en calidad de desconocido.
Mañana, el Ministerio Público de la Coordinación Territorial Venustiano Carranza 2 determinará la situación jurídica de la agente.

MANIFIESTO #QUIEROCONFIAR
Manifiesto ciudadano por respeto al Reglamento de Tránsito Metropolitano
1ro de julio, 2014.
Ciudadanos:
Un ciclista más ha sido atropellado y muerto en nuestra ciudad, esta vez por la propia policía que debería ser la primera en respetar el Reglamento de Tránsito Metropolitano. Al igual que miles de automovilistas, esta policía no conoce ni cumple el Reglamento, poniendo la vida de ciclistas, peatones, automovilistas y de sí mismos en peligro.
El Reglamento es la herramienta que tenemos para garantizar que todos y cada uno de nosotros llegue sano y salvo a su destino, sin importar el modo de transporte que utilice. Es la herramienta básica con la que ordenamos el espacio y nuestra convivencia en la ciudad, no sólo para garantizar el derecho a la vida y la integridad física, sino para prevenir conflictos, accidentes como el de este domingo, y garantizar una convivencia en paz entre los que transitamos por la ciudad.
Sin la aplicación efectiva del Reglamento no podemos confiar en la construcción de una cultura de legalidad, en donde exista la justicia, el orden y la democracia. Si queremos que esta ciudad y este país funcionen como soñamos, el principio de ese camino es el respeto a lo más básico que en nuestra ciudad es el Reglamento de Tránsito Metropolitano y la Ley de cultura cívica.
Nos reúne la indignación porque la autoridad encargada de cumplir y hacer cumplir ese Reglamento ha renunciado a realizar su trabajo. Esa autoridad es la Secretaría de Seguridad Pública del DF. Desde hace cinco años cuando se colocó la primera bicicleta blanca de la ciudad y del país, demandamos a la Secretaría a través de oficios, cartas, reuniones, exhortos a través de la prensa, rodadas y otras actividades públicas pacíficas, legales y legítimas que trabajara para hacer cumplir el Reglamento de Tránsito y actuara en el marco del Decenio para la seguridad vial para reducir accidentes y muertes prevenibles en nuestra ciudad.
La autoridad no nos ha escuchado, y tampoco ha hecho progreso alguno. Sus propuestas han sido ineficaces, insuficientes, dolorosamente inútiles. Es sabido que 7 de cada 10 violaciones al Reglamento no son sancionadas. Sabemos que la autoridad solo tiene 350 elementos con atribución de multar para un parque vehicular de casi 3 millones de automóviles. En reuniones y programas de radio hemos escuchado al propio Secretario decir que “no pueden obligar al ciudadano a cumplir” y que para lograr el cumplimiento del Reglamento “necesitarían un policía por cada conductor”.
Esta es una clara confesión de ineptitud, omisión y negligencia criminal.
Esto nos ha llevado a presentar una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal contra esta autoridad por incumplimiento de sus obligaciones y vulnerar nuestro derecho humano a la integridad física. Urgimos a la CDHDF a actuar en consecuencia y amparar a los ciudadanos frente a una autoridad que omite cumplir con su obligación.
Hoy, nos reúne una tragedia porque no sólo estamos ante la omisión e ineptitud: hoy un ciudadano ha sido privado de la vida por un policía en funciones, quien violó el Reglamento que debía cumplir y hacer cumplir. Es imprescindible que los responsables sean sancionados y las familias afectadas sean resarcidas conforme marca la ley.
Pero no sólo queremos enterrar a este muerto y castigar a policías responsables. Queremos que la autoridad asuma su responsabilidad y cumpla y haga cumplir el Reglamento de Tránsito Metropolitano.
Queremos que la policía sea la primera en conocer y cumplir estrictamente con el Reglamento. Queremos ver campañas eficaces de educación vial. Queremos ver sanción efectiva a quienes no cumplen con el Reglamento o lo violan a la vista de todos. Queremos que la integridad física de todos los ciudadanos sea garantizada, sin importar si vamos a pie, en bici, en carreola, en silla de ruedas, en microbús, Metrobús, Metro o en auto viejo o último modelo.
Queremos confiar en la ley, en la autoridad y en este gobierno.
Si Martín Manzo Estrada, subsecretario de Control de Tránsito y Jesús Rodríguez Almeida, Secretario de Seguridad Pública no quieren o no pueden cumplir con su obligación que es cumplir y hacer cumplir el Reglamento de Tránsito Metropolitano, les pedimos que renuncien.
Si no pueden con el desafío, permitan que otra persona más capaz, más comprometida, más eficaz se haga cargo de cumplir y hacer cumplir el Reglamento.
No aceptaremos su silencio, ni sus disculpas, ni sus pretextos: sí se puede hacer cumplir el Reglamento. Al tomar posesión de sus cargos protestaron cumplir y hacer cumplir la ley.
Hoy estamos aquí para demandarles que cumplan con esa protesta.
Esto no es todo: Un gobierno eficaz debe trabajar con sus ciudadanos para gobernar.
Los ciudadanos estamos dispuestos a participar del esfuerzo que les demandamos.
Hoy queremos proponerles a las diferentes organizaciones ciclistas, peatonales, de usuarios de transporte público y de ciudadanos con necesidades especiales la creación de una Red Ciudadana de Movilidad y Seguridad Vial en la que podamos acordar acciones para garantizar la seguridad vial y la movilidad saludable, sostenible y segura en nuestra ciudad.
Los ciudadanos somos los que hacemos la ciudad y sí podemos transformarla.
En breve, lanzaremos una convocatoria para trabajar juntos como ciudadanos en red.
Pedimos a todos los ciclistas, peatones, automovilistas, choferes dispuestos a cumplir y hacer cumplir el Reglamento de Tránsito a portar un paliacate en señal de compromiso y acción positiva para la seguridad vial de TODOS. Hablemos de esto con nuestras familias, amigos, colegas. Invitemos a todos a sumarse en un esfuerzo que nos beneficiará a TODOS, sin importar nuestra clase social o nuestro modo de transporte.
Los ciudadanos confiamos en nosotros mismos. La ciudad es nuestra y la podemos hacer segura y amable para todos. No necesitamos a un policía con tolete atrás de cada uno.
¡Ni un atropellado más!

Atentamente,

Rodantes Naucalpan, Naucalpan, Estado de México
Distrito Federal:
Biciardillas Aragón, Venustiano Carranza
Restos del Rumbo, VC
Escuadrón del Norte, GAM
Bicinautas, VC
Pedaliers, Azcapotzalco
Bicitekas, Cuauhtémoc
Bicicletas Antiguas México, Cuauhtémoc
Rebelión Rodante, Iztacalco
Biciorientados, Iztacalco
Iztabikers, Iztacalco
Calaveras y Diablicis, Iztacalco
Biclalpan, Tlalpan
Xochimilco en Bici, Xochimilco
BiXiUAMeros, Coyoacán
Por el gusto de rodar, Coyoacán
Breaking Bikes, Coyoacán
Bicihurones, BJ
División del Sur, Coyoacán
Cletos nocturnos, BJ
Bicihurones, BJ
Sobrevivientes Bike Team, BJ
Huizicleteros, BJ
Caudillos del Sur, BJ
Insolente, BJ
Coyobikers, Coyoacán

(Con información de Reforma)

 

2 Comments

  1. Itzel says:

    Esa policía es hermana de la secretaria particular y novia del fiscal de servidores públicos del DF, de nombre Jazmín Barron Rivera, por lo que es sabido en dicha institución que movieron sus influencias para que el dictamen de alcoholemia saliera negativo, ya que el fiscal de servidores públicos José Carlos Villarreal Rosillo tiene una relación de amistad muy estrecha con el Procurador Ríos Garza, quien obviamente no podía negarle ese “favor personal”. Exijan justicia en contra de la homicida, ya que si si se encontraba en estado de ebriedad y en funciones, es una agravante, y ahora con el tráfico de inducen vías cometen un delito más contra la ciudadanía.

  2. Itzel says:

    Inducen vías = influencias

Leave a Comment

 
 




 

Blue Captcha Image
Refresh

*