¡De gacho no tiene nada!

Para Jesús Ochoa, genial actor mexicano, andar en bici es una síntesis de su vida.

¿Por qué te gusta andar en bici?

Porque nací en un pueblo donde no había pavimento, era un fabuloso medio de transporte.

¿Qué te evoca?

Me transporta a mi niñez.

¿Cómo aprendiste?

En una bicicleta para adultos, tenía que meterme en el cuadro para tomar el equilibrio y así poder maniobrarla.

¿Tu primera caída?

Tuve muchas, lo más duro fue chocar contra un cerco de alambre de púas en la noche, tampoco había luz en el pueblo.

¿Alguna caída reciente?

En el malecón de Veracruz, choqué contra una parada de autobús porque estaba lloviendo y el viento me aventó.

¿Cuántas bicicletas has tenido?

Como cinco, y las he amado con toda mi alma.

¿Tu modelo favorito?

La bici de frenos retráctil, la más cómoda y liviana.

¿Algún accesorio?

Nada más guardafango en época de lluvias.

¿Cómo compartes esta afición con tu familia?

Adapté una canastilla para que mi hija vaya adelante.

¿Alguna ruta preferida?

Vamos a parques cercanos, a la Condesa o a recorrer el primer cuadro de la ciudad.

Lo chido y lo gacho de andar en bici

¡De gacho no tiene nada! Lo chido es todo: salud, condición física, imaginación.

4 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*