Notice: Undefined variable: img in /home/lacajade/public_html/diarioenbici.com/wp-content/themes/videozoom/single.php on line 24

Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/lacajade/public_html/diarioenbici.com/wp-content/themes/videozoom/functions/theme/functions.php on line 141
 

El más grande sistema de bici pública

El sistema más grande de préstamo de bici pública se encuentra en China, particularmente en Hangzhou, una ciudad al sur de china. El servicio cuenta con 50,000 bicicletas para 7 millones de habitantes (1.5 menos que los que viven en Nueva York).

Las 2,050 cicloestaciones están espaciadas por poco más de 3 kms entre ellas y en promedio se hacen 240,000 viajes diarios. Su popularidad y éxito ha establecido un estándar en Asia. Y la ciudad está lejos de haber recibido todas las bicis, la compañía que presta el servicio planea expandir el sistema a 175,000 bicis para el 2020.

***

Ecobici vs CitiBike

El Sistema de Transporte Individual Ecobici es uno de los sistemas de bicicletas públicas más grandes de América, con casi 4,000 bicicletas y 265 cicloestaciones, sólo superado por el de Montreal que cuenta con 5,000 bicicletas.

La ciudad de México fue la primera megaciudad del mundo que apostó por esta nueva forma de movilidad. A diferencia de las pequeñas ciudades europeas, y luego norteamericanas, las megaciudades enfrentan especiales desafíos de movilidad, y las bicicletas públicas no eran consideradas una opción viable por las grandes distancias a recorrer, la falsa idea de que no se puede reducir carriles a los automóviles porque se reduce la vialidad y se incrementa el tráfico, y porque muchos ejes viales son de tránsito a velocidades altas incompatibles con los ciclistas.

Ecobici rompió ese esquema y demostró que en las megaciudades también es factible introducir un nuevo sistema de transporte público en bicicleta que genera, como se comprobó posteriormente en varios estudios, una mejor calidad de vida, intermodalidad en el uso del transporte público, mejor movilidad y la recuperación de espacios públicos, además de menor contaminación, mejor salud y mayor convivencia social.

En comparación con Ecobici, CitiBike llega a NY con una flota más extensa, con alimentación fotovoltaica de las cicloestaciones y con un patrocinio de más de 40 millones de dólares por parte de Citibank. Sin embargo, tiene un precio al público tres veces mayor que el costo en la ciudad de México (1,235 contra 400 pesos), cicloestaciones con “docks” individuales (aparcaderos) para inmovilizar cada bicicleta, que hacen la instalación menos ligera y portátil. En la ciudad de México el esquema publicitario fue distinto, el costo proporcional al tamaño de la flota y cicloestaciones fue aproximadamente 50% menor en comparación con el de NY, y el sistema cuenta con una identidad propia, lo que le aporta un gran potencial de marketing para su expansión en el futuro.

Al igual que en la ciudad de México, CitiBike enfrentó severas críticas y oposición de algunos vecinos que no querían cicloestaciones frente a sus domicilios, escepticismo en cuanto a la pertinencia del sistema para una gran ciudad y desconfianza en relación a la seguridad de los usuarios por parte de algunos opositores al gobierno de NY.

El ejemplo de la Ciudad de México ha dado confianza y certidumbre a los tomadores de decisiones de otras ciudades del mundo como Nueva York, Londres y Río de Janeiro, cuyos sistemas vieron la luz después de Ecobici.

Muchas otras ciudades de México y del mundo se encuentran analizando hoy la posibilidad de introducir sistemas de bicicletas públicas para diversificar y hacer más amable y menos contaminante la manera de transportar a las personas en sus territorios. Estos sistemas son fácil y rápidamente expandibles. En la ciudad china de Hangzhou, con una población similar a la de NY y el DF, en cinco años el sistema de bicicletas públicas supera las 66,000 bicicletas y tiene 2,700 cicloestaciones.

En la ciudad de México Ecobici ha superado ya los 8 millones de viajes, cuenta con 80,000 usuarios que hacen un promedio de 20,000 viajes al día, de los cuales el 64% no utilizaban la bicicleta antes de la existencia del sistema. La ciudad de NY entra esta semana a la vanguardia de la bicicleta pública, y estamos seguros de que lo hará con gran éxito. El desafío no solamente es el tamaño del sistema, sino mantener bajos índices de vandalismo, accidentalidad y robo de bicicletas como hemos logrado en la ciudad de México en donde tenemos uno de los niveles más bajos del mundo. Larga vida a CitiBike.

(Texto publicado por Martha Delgado, ex secretaria del Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal, en Reforma)

 

 

2 Comments

  1. Ivonne says:

    ¿Por qué se refieren al servicio de bici pública de Hangzhou como “el peor del mundo” en el pie de foto, y además reproducen esto en el título del artículo? En el video no se ve nada que amerite llamarlo “el peor”, es el más grande del mundo, y para una ciudad super poblada como Hangzhou, está funcionando y es exitoso. No hay razón para decir que es el peor del mundo. Absurdo.

    • oso says:

      Ivonne, tienes TODA la razón. Fue una mala traducción del título original del video. Ya quitamos el adjetivo mal aplicado. Gracias por tu señalamiento.

Leave a Comment

 
 




 

Blue Captcha Image
Refresh

*