El primer recorrido en bici por la ciudad de México

Ángel de Campo, cronista del siglo XIX, pedaleó a finales de 1800 por la naciente ciudad de México; encontró una urbe tosca para la bicicleta.

En 1896, Ángel de Campo, quien firmaba como Micrós, fue el primer cronista que recorrió la ciudad en bicicleta: halló una urbe hecha para las herraduras de los caballos.

Nada cambia: Micrós descubrió que a la bicicleta la odiaban los pedestres, indignados de que les sonaran el timbre o les pidieran el paso.

Descubrió que a la bicicleta la odiaban los cocheros, que dejaban ir la calandria o azuzaban los caballos, como para “apostar carreras”.

Encontró que a la bicicleta la odiaba la ciudad, cuyo pésimo alumbrado procuraba baches y otras trampas mortales para los ciclistas.

Notó que a los heraldos de la velocidad, la gente les aventaba piedras y gozaba con fruición ante las caídas, y los perros enfurecían con las dos ruedas.

Y sin embargo, la bici causó furor. Salvador Morlet le dedicó la polka más famosa del porfiriato, titulada: “Las biciletas”.

Todos olvidaron “su caballo y su albardón”. Nada como “pedalear con furia hasta que volaban las cintas de la gorra, pidiendo paso a gritos”.

La bici, escribió Micrós, era ideal para dar alcance a deudores morosos y huir de los charlistas que robaban el tiempo a lengua armada.

La bici terminaba con los zangoloteos y el olor a sudor y a zapatos del tranvía. ¡Qué tiempos señor don Simón!

— (Tomado del libro Ángel de Campo, crónicas compiladas por
Héctor de Mauleón y editadas por Ediciones Cal y Arena).

 

3 Comments

  1. Adrián says:

    Oye y en qué crónica está eso, cuál es la fuente, o de dónde lo sacaste, de ser posible compártelo. Buena nota.

  2. oso says:

    Adrián. Gracias por el comentario. Las prisas nos robaron el dato. Pero aquí te lo dejo y actualizaremos el artículo con las fuentes debidas.
    El artículo está tomado de la crónica que hizo Angel de Campo, el 16 de marzo de 1896, que publicó en El Universal. Este relato está compilado en un estupendo libro de Héctor de Mauleón titulado: Ángel de Campo, fue editado por Ediciones Cal y Arena.

  3. yedzi says:

    Leo la crónica parece que no hubiera transcurrido tanto tiempo desde el primer viaje en bici al día de hoy…Son los mismos contratiempos viales y sociales para nuestra amada cómplice de viajes…

Leave a Comment

 
 




 

Blue Captcha Image
Refresh

*