Algunas conclusiones sobre ciclismo urbano mundial

Para documentar la discusión de porqué sí poner ciclo-estaciones es benéfico para la colonia.

Luke Brocki es periodista en Vancouver y le interesan los temas que atañen a su ciudad. El mes pasado cubrió el evento Velo-city Global 2012, la reunión magna sobre planificación de ciudades con bicicletas. El evento hizo su debut en América del Norte, ya que es una reunión que solía hacerse solo en Europa. Transcurrió del 26 a 29 junio en Vancouver, Canadá.

Los debates sobre los temas de ciclismo más conflictivos atrajeron a gente de todo el mundo y de todas las rodadas. Aquí encontrarás una bitácora de lo ocurrido por aquellos lares.

 

1. El debate del casco bajó en intensidad. La Federación de Ciclistas Europeos (ECF, por sus siglas en inglés) de forma rutinaria hace llamamientos a las autoridades a abstenerse de promover o, incluso ordenar, el uso del casco, sin pruebas sólidas de que la práctica es beneficiosa y rentable en comparación con otras medidas de seguridad. Dicho esto, mientras se debatía si los cascos salvan vidas o si son solo sombreros de plástico, el tema sin duda resultó muy interesante. Los delegados en Velo-city se mostraron preocupados, pues calificaron como una medida elemental y miope, que amenaza con agotar a los defensores locales del ciclismo en su lucha contra los gobiernos locales y regionales, que al parecer no están dispuestos a ceder en el tema.

¿Mi consejo? Usa casco si quieres. No, si no quieres. Si los “azules” te recompensan la segunda opción con una multa, lucha en la corte y paga si pierdes. Tarde o temprano uno de ustedes va a toparse con un juez dispuesto a tomar una decisión que siente precedente sobre el alud de datos que sugieren que rodar en bici es, estadísticamente, más seguro que conducir o caminar (cascos para peatones, ¿alguien quiere entrarle?). En el ínterin, concéntrense en presionar a los gobiernos a incrementar la infraestructura para bicis.

 

2. El ciclismo es sexy. Cuando una rubia escandinava de piernas largas te pregunta durante una conferencia: “¿Cuál es tu número?” Ella está hablando probablemente de la cuota de bicis en tu ciudad, o del porcentaje del total de viajes realizados en bicicleta. Vancouver se encuentra al 5%. Londres, en 3%. Ámsterdam, 25%. Copenhague, 37%. Cuando un delegado nos dijo que Beijing solía ser en un 63%, todos se asombraron.

 

3. El ciclismo hace a las ciudades inteligentes más ricas. Eso es correcto. Ir en bici no solo es para niños, hippies, adultos contemporáneos y comunistas rosas. Charlé con delegados sobre que el ciclismo no solo es barato para el usuario final, sino también una gran fuente de dinero para las jurisdicciones progresistas. Hablé con Aske Wieth-Knudsen, el jefe de tránsito en Copenhague, él me dijo que de cada $1 (dólar) gastado en la bicicleta de forma rutinaria arroja $2 dólares de ingresos para su ciudad, y es que cada vez más los ciclistas usan la combinación de bicicleta y transporte público para maximizar la eficiencia de sus desplazamientos.

Un estudio realizado en Noruega halló que cada kilómetro recorrido en auto cuesta a la sociedad 35 centavos de dólar, mientras que cada kilómetro pedaleado salvó cinco centavos la sociedad en términos de salud total y costos ambientales. En el ámbito inmobiliario, la infraestructura para bicis ha demostrado que aumenta el valor de una propiedad, y un buen número de corredores de bienes raíces ya utilizan este hecho en su comercialización. Y no olvidemos el turismo: a la gente le encanta andar en bicicleta. Vuelan 12 a 15 horas a Copenhague para hacerlo, cuando deberían ser capaces de hacerlo aquí, sin subirse a un avión para vaciar sus billeteras en otro país. La ECF estima que los turistas en bicicleta en Europa gastan más que los que viajan en auto, generan más de 61,000 millones de dólares al año en beneficios económicos.

 

4. El plan ciclista de Vancouver es muy tímido. Todo el mundo sabe que a Gregor Robertson, el atildado alcalde de la verde Vancouver, es un enamorado de la bicicleta. Además, se le dio carta blanca para gobernar a su antojo, como lo demuestra la victoria aplastante de su partido en las últimas elecciones. ¿Por qué entonces las metas de Vancouver por incrementar la infraestructura para ciclistas son tan tímidas?

Los delegados, incluido el maestro de ceremonias de la conferencia y evangelista superestrella de la bicicleta, Gil Peñalosa, se preguntó por qué cuando las autoridades locales hablan de sustentabilidad, comparan a Vancouver con las ciudades más verdes del mundo, como Nueva York, pero cuando se habla de ciclismo, comparan a Vancouver con Dallas, Mississauga o Atlanta en vez de Ámsterdam, Copenhague o Portland. Solo un ejemplo: Copenhague está buscando aumentar su participación ya de forma envidiable a 50% para 2015. ¿El objetivo de Vancouver? 7% en 2020. Ah, vamos, podría ser un poco más, no, muchachos.

 

5. Somos un grupo de idiotas quejumbrosos. Una de las preocupaciones que alcalde Gregor Robertson y sus subalternos tienen están en el aumento gradual de la infraestructura de la bicicleta. En Vancouver hay 12 kilómetros de bici-carriles protegidos y cada metro fue una controversia. Viena tiene 1,200 km. Chicago está construyendo 140 km de carriles protegidos en un solo periodo de alcaldía.

Sevilla, España, aproximadamente del tamaño de Vancouver, tiene 140 km de carriles protegidos. En París, el alcalde construyó una enorme red de carriles resguardados, eliminando 7,000 lugares de estacionamiento para dar cabida a los bastidores de bicicletas para el programa de préstamo público de bicicletas en esa ciudad. La estrategia resultó un gran éxito. (Nota para Gregor: incluso se reelegió).

Después de estar con algunos de las mentes más apasionadas e inteligentes del mundo de la bicicleta en Velo-city 2012, siento que rodar debería ser la cosa más fácil de promover en el mundo: es divertido, te da libertad, te da condición física, te ahorra dinero y es un ingrediente importante para las ciudades saludables, sustentables y habitables. Deje de quejarte, levántate y rueda.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*