Audi presenta bicicleta eléctrica con conexión a Internet

Audi mostró la e-bike Wörthersee, que combina propulsión eléctrica con un diseño robusto y un alto rendimiento.

 

 

 

Con dimensiones muy compactas y un centro de gravedad bajo, este prototipo de bicicleta eléctrica parece ideal para ciudad.

Audi, empresa alemana, ha desarrollado un prototipo inspirado en las motocicletas de competencia, que combina la propulsión eléctrica y un alto rendimiento.

El fabricante alemán mostró la e-bike Wörthersee, que posee dimensiones muy compactas y un centro de gravedad bajo, este prototipo de bicicleta eléctrica parece ideal para ciudad. El material utilizado es fibra de carbono reforzada con polímeros, que sumado a llantas de 26 pulgadas -caracterizadas por un diseño de radios planos denominado ‘Audi ultra blade’-, permiten aprovechar mejor la energía en cada pedaleada.

Excluyendo los componentes eléctricos, el peso total de la Audi e-bike es de 11 kg y la relación peso potencia es de 9 kg por cada kilovatio, todo un récord en este tipo de vehículos.

Las baterías van alojadas en el interior del marco y se recargan totalmente en sólo 2.5 horas. Solo se necesitan unos sencillos pasos para sustituir la batería por otra completamente cargada. El motor eléctrico acoplado directamente a la rueda trasera está situado en una posición muy baja. Desempeña una potencia máxima de tres caballos (2.3 kW).

Desde una pequeña pantalla táctil se pueden elegir distintos modos de pedaleo y controlar un gran número de funciones. Por ejemplo, el ciclista puede conectar su teléfono a la computadora de la e-Bike mediante WiFi para desactivar la función de inmovilización. Una cámara de video integrada en el casco puede ir grabando imágenes de la ruta o las distintas acrobacias que se transmiten en tiempo real a internet a través de la conexión con el smartphone.

El ciclista puede elegir entre distintos modos de pedaleo. En el modo ‘muscle power’, la e-bike solo es propulsada por la fuerza que ejerce el ciclista al pedalear sin soporte ni ayuda alguna del motor eléctrico. El modo ‘pedelec’ suma a la potencia que genera el ciclista la fuerza del motor eléctrico, lo que permite alcanzar fácilmente velocidades máximas de hasta 80 km/h, con una autonomía entre 50 y 70 kilómetros.

Para realizar acrobacias extremas, el asiento puede deslizarse a lo largo de la viga superior del chasis, y ajustarse según las necesidades del ciclista, y con sólo presionar un botón en el manillar también es posible levantar el asiento.

Desde una pequeña pantalla táctil, se pueden elegir distintos modos de pedaleo, y controlar un gran número de funciones, como la conexión del teléfono o dispositivo móvil a la computadora de la e-bike mediante WIFI, para desactivar la función de inmovilización.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*