Bolsa de aire en el parabrisas, pero por fuera

Datos de Estados Unidos, particularmente de un estudio realizado en Portland, Oregon, la capital ciclista de Estados Unidos, señalan que de 1,000 ciclistas, 18% sufrieron un percance, 30% de estos requirieron atención médica. ¿Qué hacer? Porque no llevar la misma tecnología que protege a los ocupantes en el auto al exterior del vehículo.

La empresa danesa Tno trabaja en la hechura de bolsas de aire por fuera del parabrisas. Están en la recopilación de fondos (un millón de euros del gobierno holandés para desarrollar estas bolsas de aire exteriores).

En Holanda, donde las bicicletas son ubicuas, aproximadamente 200 ciclistas (y 70 peatones) mueren cada año al tener un siniestro con un carro. Si un auto viaja a más de 40 km/h –el promedio de velocidad en un accidente en el país europeo– una colisión con un ciclista regularmente será fatal, y el casco no ayudará mucho en un impacto mayor a 20 km/h.

Tno analizó a detalle qué ocurre en el caso de un siniestro entre una bici y un auto, específicamente al frente del vehículo. Los investigadores de la empresa danesa concluyeron que un sistema de frenos automático y bolsas de aire ubicadas en la parte exterior del parabrisas reduciría dramáticamente los daños severos al ciclista.

Al utilizar información proveniente de una cámara montada en el espejo retrovisor, el sistema se prepara para una colisión, y si el auto golpea al ciclista, la bolsa externa de aire se infla y amortigua el impacto en el parabrisas.

Los diagnósticos de la cámara que operan los frenos automáticamente y despliegan la bolsa de aire son resultado de un año de pruebas en las grandes ciudades holandesas. Después de pruebas y pruebas con peatones y ciclistas, el sistema ha sido mejorado para entrar en operación cuando calcula un daño mayor en una colisión.

Para Volvo esto no es nuevo. El V40 2013 ya incluye esta característica, pero la tecnología no llegará a este lado del Atlántico. Así que mientras esto sucede en otras marcas y autos más compactos, mantén en caso en la cabeza y tus luces centellando.

(Por Alexander George, de la revista Wired)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*