Calle Dakota se lleva los aplausos

Comerciantes, vecinos y peatones aprobaron que Dakota, en la colonia Nápoles, sea convertida en una calle modelo con intersecciones seguras, rampas de acceso para discapacitados y una ciclovía.
Cuestionados al respecto, los comerciantes sugirieron acelerar los trabajos para que sus ventas no se vean impactadas, mientras que los vecinos solo pidieron más iluminación.
«Excelente, entre menos autos y más vialidades para ciclistas, mucho mejor, es que la bicicleta ahorra mucho tiempo, haces ejercicio, no contaminas, tienes muchos beneficios, es demasiado peligroso andar en bicicleta entre los coches», comentó Eligio Hernández, comerciante de la Tlapalería Turi.
Durante la madrugada del viernes pasado, personal de la Dirección de Prevención del Delito y Protección Civil acordonó los carriles de baja circulación de Dakota, desde Georgia hasta Nebraska, para comenzar el balizamiento y señalización de la ciclovía.
Sin embargo, los trabajos no avanzaron mucho, debido a la fuerte lluvia de la mañana, informó el director de Servicios Urbanos, Agustín Torres.
«Estaba diluviando, estaba muy duro, nos esperamos y quisimos reanudar, pero quedó todo mojado el asfalto y no se puede, a ver si mañana (sábado) se puede, vamos a revisar el pronóstico del clima y si no, el lunes, dejamos que se estacionaran otra vez», detalló el funcionario.
La ciclovía será confinada mediante la instalación de hitos abatibles, que son estructuras de plástico que se colocan de manera vertical para delimitar espacios.
«Un carril exclusivo para ti sólo haría que la gente usara más la bicicleta, aquí hay muchos ciclistas, eso se puede notar en los paseos ciclistas del domingo de la Delegación, durante todo el día ves mucha gente, que anda circulando en sus bicicletas», indicó Hernández.
Parte de los negocios de la colonia Nápoles usan la bicicleta para trasladar sus productos y mercancía, por lo que celebraron la noticia que hasta ayer desconocían.
«Está bien, pero deberían de educar a los conductores, que son los que nos avientan los carros o a los taxistas, es muy peligroso andar por aquí porque te avientan los carros, se sienten los dueños de la calle y a la hora de salida de las escuelas se estacionan en doble, triple fila, les vale y se avientan», opinó Ricardo Luna, cerrajero de Dakota.
Peatones consideraron que el ascenso y descenso de las banquetas que han sido rehabilitadas es más cómodo y menos peligroso, tanto para adultos mayores, niños y discapacitados.
«Me gusta como quedó porque caminas con más seguridad, ya no bajas y subes un escalón como antes, sino que tiene una pequeña pendiente con la que subes y bajas sin peligro al caerte», detalló Juan Esquivel, vecino de la zona.
En algunos intersecciones se colocaron placas de cemento en las orillas que avisan a los discapacitados de las rampas de acceso, con la finalidad de informarles el tipo de banqueta por la que transitan.

Poco a poco
La calle Dakota está siendo transformada.
1.8 kilómetros por sentido medirá la ciclovía.
20 intersecciones seguras tendrá la calle modelo.
4 intersecciones están terminadas hasta el momento.

Así lo dijo
«Me gustaría que estuviera más iluminado, pero así como están dejando la calle está muy bien, los coches ya no estorban y puedes caminar con más facilidad porque ya no tienes que subir el escalón de la banqueta, a lo mejor nadie se ha dado cuenta».
Estela Mirón, vecina de la Nápoles

(Por Lorena Morelos, de Reforma)

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*