Chiste en dos ruedas

escondido-detras-bici

Querida Abby: (Abby es una consultora de una revista muy conocida en EU)
Nunca le he escrito a usted antes, pero realmente necesito su consejo.
Sospecho desde hace tiempo que mi esposa me engaña.
Veo las señales habituales; suena el teléfono, contesto y la persona que llama cuelga.
Últimamente ha estado saliendo mucho con las amigas, aunque cuando le pregunto por su nombre siempre me dice: “Solo son unas compañera del trabajo, que no conoces”.
Trato de mantenerme despierto para ver cuando llega a casa, pero siempre estoy dormido cuando regresa.
Creo que en el fondo, no quiero saber la verdad.
Anoche volvió a salir y me decidí a comprobar la verdad.
Alrededor de la medianoche, decidí ir al garaje para esconderme detrás de mi bici urbana y la de montaña con el fin de poder obtener una buena vista de la calle. Cuando llegó a casa de su salida nocturna con “las amigas”, salió del coche abrochándose la blusa medio abierta. Cogió la ropa interior de su bolso y se la puso en la oscuridad.
Fue en ese preciso momento, agazapado detrás de mi bicicleta, cuando me di cuenta de una ligera fisura en el tubo diagonal del cuadro.
¿Es esto algo que pueda arreglar por mí mismo o debería acudir a mi tienda habitual de bicicletas?
Atentamente; un ciclista consternado
(www.ropa-ciclismo.com)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*