Cómo detener a un rata

Un ciudadano con altísimo valor y arriesgando su integridad fue a cuestionar a una persona que llevaba una llanta en la mano, le pidió que la devolviera y finalmente tuvo que llamar a la patrulla porque el tipo nomás no entendía que no debía robar. Caray, qué ejemplo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*