Cómo hicieron en Zúrich para inmovilizar a los autos

Zurich-le-cierra-paso-a-coches

En 2011 Jan Gehl, el famoso urbanista, hablaba de Copenhague como la única ciudad donde el responsable de ordenación de tráfico está allí para hacer la vida imposible al conductor y no viceversa. Lo ponía como ejemplo a seguir y la mejor solución para crear entornos urbanos humanos donde el peatón tiene el poder frente al dominio de los coches. Un reportaje publicado por el periódico The New York Times habla de este fenómeno como una creciente tendencia en Europa y resalta el ejemplo de Zúrich, una ciudad que durante los últimos años ha desarrollado una política de poner trabas a los vehículos privados hasta límites previamente desconocidos.
“El Ayuntamiento de esta ciudad ha estado trabajando a tiempo completo para atormentar a los conductores. Se han añadido semáforos muy juntos en las calles que conducen al centro para causar retrasos y angustia a los conductores. Los pasos subterráneos para peatones que antes dejaban pasar libremente a los coches han sido cerrados. Los conductores del sistema de tranvías (que no para de crecer) pueden cambiar las luces del semáforo a su favor cuando se acercan a ellas con el fin de obligar a los coches a pararse”, contó Gehl.
“En los alrededores de Löwenplatz, una de las plazas más transitadas de Zúrich, los coches están prohibidos y, en las zonas donde pueden circular, los límites de velocidad obligan a ir a paso de tortuga, quitando la necesidad de tener pasos zebra y dando la prioridad de paso en todo momento al peatón”, añadió el urbanista.
Pero detrás de esta política no hay un grupo de burócratas revanchistas, sino un grupo de servidores públicos convencidos de que esta es la única forma de devolver la ciudad a las personas.
“Nuestro objetivo es reconquistar el espacio público para los peatones, no hacer la vida fácil para los conductores”, explican a The New York Times.
Todo esto ha contribuido a que en la última década haya incrementado en un 40% o 45% el número de hogares que no tienen coche.
En el mismo artículo hacen un retrato del cambio que ha supuesto esta política en los hábitos de los residentes de la ciudad. Hans Von Matt, un hombre de 52 años, vendió su coche recientemente, utiliza la bicicleta o el tranvía para moverse por la ciudad y contrata servicios de compartir coche cuando tiene que salir de la ciudad.
Zúrich también ha encontrado una solución al tráfico que generan los centros comerciales restringiendo el número de plazas de aparcamiento en ellos.
“Sihl City, un nuevo centro comercial en Zúrich, recibe 70% de sus visitas de personas que viajan en transporte público”.
Como es de esperar, todo cambio genera el rechazo de una parte de la población, pero los ejemplos de Copenhague y Zúrich muestran que muchas veces las críticas no suelen tener fundamento. Los comerciantes, uno de los grupos más reacios a aprobar estas medidas, han experimentado subidas de ventas en ambas ciudades impulsado por el aumento de peatones en las zonas comerciales. Tampoco hay que olvidar que en las dos ciudades estas medidas cuentan con el apoyo de la mayoría y no hay indicios de que esto haya afectado a la actividad económica de estas urbes (al contrario).
¿Sería posible hacer lo mismo en ciudades como México, (te hablan azulejero de División del Norte) ¿Los ciudadanos están preparados para cambios de este tipo de zonas geográficas como el DF y Bajío, donde el clima es benévolo pero que quizá no cuentan con un respaldo mayoritario?
Algunas de las iniciativas pueden parecer radicales para algunos sectores de la población. Pero después de medio siglo de dominio del coche, un poco de ayuda para equilibrar la balanza a favor de otros medios de transporte tampoco tiene que ser algo malo. Especialmente si el resultado son ciudades más seguras, más vivas y con mejorar calidad del aire.
Visto en frío, las ventajas parecen sobrepasar con creces las desventajas.
(Por Josep Camós, de Motorpasion.com)

2 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*