Cómo usar las velocidades

Regla de oro: no cruces la cadena entre estrella y piñón

Por Oso Oseguera*

 

Las velocidades de una bicicleta son un alivio en el camino. De entrada te digo, hay que usarlas, aprende para que tus viajes sean más suaves y placenteros.

Salvo las Fixed, la mayoría de las bicis vienen equipadas con cambios. Las hay de 3 y hasta 27 cambios. ¿Cuándo usarlos?

Antes, entendamos cómo y qué hace que tengas más o menos tracción.

Piñón: Es cada una de las ruedas dentadas unidas a la rueda trasera y a través de las cuales se transmite la fuerza a la misma. Se utilizan para dar mayor o menor tracción a la rueda trasera, según el piñón seleccionado. Para una ciudad 3 o 5 piñones es más que suficiente. Los piñones están ordenados por tamaño, encontrándose el mayor de ellos, el nº 1, más cerca del eje de la bicicleta, es decir, más cerca de la rueda.

Estrellas: Las estrellas son las ruedas dentadas unidas a los pedales y su utilidad es similar a la de los piñones. Utilizarlos adecuadamente puede hacer que la bicicleta vaya más o menos deprisa y que se consiga con mayor o menor esfuerzo. Las bicicletas tienen desde 1 a 3 estrellas. Las estrellas también están ordenadas pero de forma inversa a los piñones. En este caso el disco más pequeño sería el nº 1, que seguiría siendo el más próximo al eje de la bicicleta.

Velocidades: Son cada una de las combinaciones posibles entre estrellas y piñones. Es decir, si una bicicleta tiene 1 estrella y 3 piñones será de 3 velocidades; una de 3 estrellas y 6 piñones sería de 18, etcétera. Nunca confundas el número de velocidades con la calidad de una bicicleta, no va a ser mejor por tener muchas velocidades.

Lleva siempre recta la cadena: estrella 2 va con piñones del medio.

Regla de oro

Nunca cruces la cadena. Es decir, la estrella grande va con los tres piñones más pequeños. La estrella pequeña, con los 3 piñones más grandes. La estrella mediana con los piñones del medio.

El ciclismo urbano, que se practica entre callejuelas, avenidas con semáforos, boca calles, peatones, otros ciclistas, automóviles y otra fauna, además de ligeras subidas, te “pide” estrella media con piñones del medio.

No te vas a mover mucho más allá de eso. Eso sí, la fuerza que tenemos que ejercer depende de demasiados factores para establecer una norma. Depende de nuestro tono muscular y de nuestra resistencia, de nuestra velocidad en relación a la seguridad, del tipo de terreno, del tipo de bicicleta, de nuestra posición sobre la misma, del tipo de ruedas, del tamaño de las estrellas y piñones, de la longitud de la cadena, etcétera. Por eso, cada uno deberá encontrar la combinación en la que se encuentre más cómodo en cada situación.

La cadena está diseñada para transmitir la máxima fuerza posible de la manera más eficiente y para ello es necesario reducir el rozamiento. Es necesario que la cadena esté bien lubricada para evitar la fricción y también es necesario que vaya en una posición adecuada. Recuerda: no la cruces.

 

* El autor ha aprendido a aceitar su cadena. El aceite 3 en 1 de la máquina de cocer de su madre le ha funcionado bien. Le han recomendado, incluso, aceite de coche mas no lo ha usado.

8 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*