Cómo viajar con bici en tren (1955) parte 2

Los viajeros, después de rodar, paran a tomar un refrigerio y disfrutar de un espléndido día soleado. Se sientan en la mesa de un restaurante o bien en el prado de una granja. Son turistas y salieron a disfrutar así que nadie se queda, no hay que sufrir. ¿Mal tiempo? Hay que ir preparados. Son ingleses y ellos saben de lluvia. De regreso al tren y de vuelta a Londres, a la ciudad.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*