Cuida al ciclista

La campaña de educación vial “Ojo: cuida al ciclista” fue iniciada por la Secretaria de Medio Ambiente del DF, Tanya Müller, y la Embajadora de Reino Unido en México, Judith Macgregor.

En una primera etapa se instalarán calcomanías y señalamientos en 2,000 autobuses, 1,000 taxis y 200 medallones de unidades de la Red de Transporte de Pasajeros y los diferentes corredores de transporte. La campaña también llegará a 100 parabuses, 60 relojes de altura y 6 pantallas digitales.

¿En qué consiste? En pegar en estos vehículos del transporte público grandes carteles que digan que deben cuidar al ciclista. Leerás recomendaciones como la de guardar 1.5 m al rebasar a un ciclista, cederle el paso, entre otras.

En Londres, por citar un ejemplo de lo que ocurre en la ciudad de la embajadora, hay un página web llamada www.londoncyclingcampaing.com donde se da vasta información de cómo rodar y cuidar al ciclista. Creada por la ONG del mismo nombre en 1978, London Cycling Campaing va más allá. Por ejemplo, tienen un evaluador de la infraestructura ciclista en diversos entidades que conforman Londres. El mapa pone en colores del semáforo en verde a quienes han implantado cursos para choferes, infraestructura ciclista adecuada y si los proveedores de estas demarcaciones tienen altos estándares de cumplimiento y equipamiento. Están en amarillo los que han hecho alguna de estas acciones y rojo a los que no han iniciado ninguna mejora.

Otros programas que se describen profusamente son: Barrios más seguros, ciclismo más seguro; Love London, Go Dutch; Cruceros peligrosos; Glorietas; Derrotemos a los ladrones; Biciestacionamientos para Londres, entre otras más.

En México esta campaña es un paliativo MUY NECESARIO para generar sensibilidad entorno al ciclista. Los automovilista, los choferes del transporte público y los peatones deberán acostumbrarse a nuestra presencia, a darnos ese 1.5 m de espacio al rebasarnos, a fijarse antes de abrir una puerta, a ceder el paso –aunque rodemos a 25 km/h–, a cruzarse por las esquinas, entre otras atenciones.

Si bien no terminaremos con aquellos automovilistas que se paran en segunda fila y creen que solo con prender los flashers es suficiente para que los eludan, esta campaña al menos les recordará que hay unos ciclistas que rondan las calles y que tienen derecho a ocupar el carril entero.

Ojalá sirva, ojalá se acompañe de cambios en la manera en que se expiden las licencias de conducir, en aplicar exámenes reales y rigurosos a los conductores de vehículos. Por su parte, los ciclistas deberán aprender a hacer señales y a avisar de sus movimientos y deben cumplir con sus obligaciones como no rodar en sentido contrario ni con audífonos. Veremos en qué para esto.

 

* El autor no confía mucho de esta iniciativa aislada, pero considera que no hacer nada es una peor actitud. En su afán de educar, continuará señalándoles a los ciclistas que van en sentido contrario que circulan al revés. Ah qué despistados.

4 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*