Cultura ciclista por diseño

“Las ciudades son erigidas sobre columnas espirituales. Como espejos gigantes, reflejan los corazones de sus residentes. Si estos corazones se amargan o disminuye la esperanza, las ciudades perderán su glamour”, dijo Shams-i-Tabrizi (1185-1248).
¿En qué ciudades vivimos? ¿Qué son las líneas del deseo? ¿Cómo operan? Esta charla de Mikael Colville-Andersen, un bikólogo reconocidísimo, que habla con todo el abolengo de una ciudad donde hay millones de ciclistas: Copenhague. Colville-Andersen expuso cómo el diseño de infraestructura ciclista será utilizada por los ciclistas no importa el clima, la humedad o la pendiente.
El experto dijo cómo podrían refundarse ciudades más habitables y humanas. El principal problema –apuntó– es que 85 años de ingeniería del tráfico han sido inútiles y el automóvil ha fallado miserablemente. Es tiempo de pensar con modernidad. El diseño puede ayudar. Históricamente, las calles eran espacios para los seres humanos. Diseñemos las ciudades como se desarrollan cafeteras o teléfonos inteligentes, siguiendo las líneas del deseo de los ciudadanos. Usar principios básicos del diseño, en lugar de ingeniería, será la ruta más segura para desarrollar ciudades humanas, prósperas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*