Desde Dinamarca, con amor

Así se las gastan en Dinamarca… no solo son envidiados por su alto flujo de ciclistas callejeros, también por sus policías cariñosos, gentiles y dadivosos. Bueeeeno, qué envidia de la peor. Vía @biciayuda

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*