El nuevo boom de bicis en Japón

Si bien en Japón 15% de los viajes se hacen en bici, es avasallador el número de mujeres maduras ciclistas que ruedan por las ciudades de Tokio y Osaka.

Hace un año, la Agencia Nacional de Policía (ANP) de Japón instruyó a la policía en todo el país para hacer cumplir estrictamente las normas de ciclismo y multar a los ciclistas que maliciosamente representen un peligro para los peatones.

En Japón todas las bicicletas están registradas a nombre del propietario, si la compra nueva, en la tienda hacen el procedimiento. Si la adquiere usada, tiene la obligación de cumplir él mismo el trámite.

La ANP tomó esta medida debido a que un número cada vez mayor de ciclistas está ignorando las reglas y se han suscitado muchas muertes y lesiones debido a la imprudencia de los ciclistas. 2011 fue testigo de 151,626 accidentes con bicicletas o 20.9% de todos los accidentes de tráfico. Desde el año 2008, un poco menos de 500 personas han perdido la vida cada año mientras rodaban en su bici –60% de ellas eran adultos mayores–. En la Prefectura de Osaka, el número de accidentes relacionados con bicicletas que causan lesiones o la muerte ha aumentado en alrededor de siete veces desde 2000.

“Hay un auge de bicicletas de todo tipo en Japón. Uno de los factores detrás de esto fue el terremoto de 3/11 y el tsunami posterior. Ese día, los trenes quedaron fuera de servicio en el área de Tokio y muchas personas tuvieron problemas para llegar a su casa. Después de haber experimentado personalmente esto, muchas personas comenzaron a usar las bicicletas para ir al trabajo o la escuela”, nos contó Taiko Mutsuo, dependiente de una tienda de bicis en Osaka.

Sin embargo, parece que la regla de que las bicicletas, en principio, deben rodar por el arroyo vehicular y la acera, se ignora. En Japón es muy común que convivan en la banqueta bicis y peatones. En Japón sí está permitido rodar en las aceras solo en determinadas circunstancias, que bien determina el Reglamento de Tránsito.

Por ejemplo, está permitido a personas de 70 años o más, a menores de 13 años. También las madres que llevan a sus hijos en bicicletas a la escuela pueden hacerlo, y cuando un letrero en la calle lo permite. Pero todos estos, sin excepción, deben hacerlo despacio.

Además de la ley, el ANP tiene reglas que rigen el uso de la bicicleta: las bicicletas que rueden en el arroyo vehicular deben mantenerse a la izquierda (recuerden que en Japón se quedaron con la costumbre inglesa de conducir); en las aceras, los peatones tienen prioridad sobre las bicicletas; las bicis en las aceras deben permanecer al lado más cercano a la calle, y los niños deben usar casco.

Las siguientes acciones van contra las reglas y también contra el sentido común: andar en bicicleta mientras se utiliza un teléfono celular o escuchar música a través de auriculares, andar en bicicleta rápido sobre las aceras o zigzaguear entre los coches. Algunas personas viajan en bicis fixed (de piñón fijo, llamada «piste» en japonés) y usan la calle como pista, sin embargo, es ilegal hacer esto porque no tienen frenos y, a menudo tampoco traen luz delantera.

“Hace poco vino un señor mayor a la tienda –cuenta Taiko– y nos recomendó algunas cosas. Los ciclistas debemos seguir cuidadosamente las reglas y siempre usar el sentido común.” La policía se encargará de ayudarlos.

 

* El autor no rodó en Japón; lo lamenta muchísimo. Sin embargo, visitó cuanta tienda de bicis pudo para conocer a otros ciclistas del mundo, para ver novedades, para sentirse cerca de las bicis y, claro, para practicar ese viejo y anticuado arte de charlar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*