Empleados sufren por congestionamientos

Empleados de diversos corporativos ubicados en Santa Fe señalaron que el 61% de factores que afectan su calidad de vida laboral se relacionan con congestionamientos viales y pérdida de tiempo.

“De acuerdo con el Commuter Pain Index (sin traducción precisa al castellano habla del ‘doloroso trayecto de casa al trabajo y de vuelta) que elabora IBM, la ciudad de México tiene el peor trayecto de casa al trabajo del mundo” expuso Diego Canales, especialista de Transporte Sustentable del Banco Mundial, en el marco de un encuentro con medios de comunicación organizado por esta organización y Great Place to Work para informar sobre el proyecto Soluciones de Movilidad Empresarial para nuestra ciudad.

En un acto inédito de la historia de la ciudad de México, el Centro de Transporte Sustentable EMBARQ México, el Banco Mundial, la Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal, Great Place to Work y la Asociación de Colonos de Santa Fe han unido esfuerzos para involucrar al sector privado en resolver el problema de movilidad que enfrenta actualmente la zona de Santa Fe. Esta solución implica el uso racional del automóvil, y el uso de alternativas de movilidad como compartir coche, así como transporte público y no motorizado.

El especialista comentó que es fundamental la participación del sector privado para una mejor movilidad en las ciudades. Dijo que en la ciudad de México la zona de Santa Fe padece de un problema de movilidad y que por ello el proyecto y la implementación de algunas de las medidas que este plantea podrían contribuir a mejorar la movilidad empresarial.

Por su parte Jorge Ferrarri, presidente de la empresa Great Place to work, que dedica sus esfuerzos a certificar empresas que ofrezcan condiciones de excelencia laboral para sus empleados, mostró los resultados de una encuesta hecha a empleados de Santa Fe que señalan que el 61% de factores que afectan su calidad de vida laboral, se relacionan con congestionamientos viales y pérdida de tiempo.

Ferrari mostró los testimonios recabados de quienes trabajan en Santa Fe, respecto a la movilidad hacia la zona:

“Hay un tráfico excesivo y desgastante, es un lugar de acceso difícil, con un horario de 10 horas y además dos horas de traslado no se puede tener vida personal, el traslado es difícil y los estacionamientos son caros”, afirmaron los entrevistados.

Por su parte Adriana Lobo, directora de CTS EMBARQ México ofreció información relativa a la pérdida de tiempo de vida en los congestionamientos viales para quienes viajan diariamente hacia Santa Fe, en promedio, informó, las personas pierden dos horas de ida y dos de vuelta, lo que al final los orilla a pasar en el congestionamiento vial una semana al mes, se trata de un asunto dramático, señaló la experta.

El interés y la participación de las empresas mencionadas anteriormente responde a las graves consecuencias que enfrentan por las complicaciones que existen para desplazarse en la ciudad y hacia la zona de Santa Fe. Estas incluyen:

• En promedio, los trabajadores ocupan dos horas diarias para ir y venir del trabajo. Esto es igual a una semana laboral perdida cada mes en el tráfico.

• Diariamente, se desplazan casi 50,000 vehículos hacia Santa Fe. Esto equivale a una pérdida diaria de 100 mil horas que de otra forma pudieran ser productivas.

• Algunos empleados tienen costos de estacionamiento de 1,500 pesos al mes, o 25 salarios mínimos, casi un mes de retribución monetaria.

• Anualmente, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) calcula un valor del tiempo perdido en el DF de 33,000 millones de pesos, el equivalente al presupuesto de la UNAM en un año –superior por 2,000 millones de pesos-.

• La Universidad de Stanford ha ahorrado más de 100 millones de dólares que hubieran sido requeridos para estacionamiento, gracias a acciones de gestión de demanda de uso del automóvil. El Hospital Infantil de Seattle ahorró 20 millones por concepto de estacionamiento.

• Microsoft, en Seattle, ha reducido el número de viajes realizados en vehículos de ocupación individual de 74% a 53%. Russell Investments logró una reducción más dramática, de 70% a 30%, a pesar de mudarse a una ubicación suburbana.

Los beneficios de programas de gestión de la demanda de uso del automóvil incluyen:

• Reducción de costos – de estacionamiento, oficina, reclutamiento y retención de personal.

• Disminución de emisiones.

• Aminoración de congestionamiento vial.

• Aumento de productividad.

• Incremento de calidad de vida.

• Prestaciones adicionales para empleados.

• Mejora de la calidad ambiental.

Finalmente, aunque las soluciones propuestas tienen sentido económico, tanto para empresas como para trabajadores, van más allá. No se trata únicamente de ahorrar dinero o tiempo, o de trasladarse más rápidamente. Se trata de calidad de vida, de recuperar esa semana laboral perdida al mes, y traducirla en vacaciones, tiempo en el parque, o un rato con familia.

Este programa de movilidad empresarial es un ejemplo del trabajo que CTS EMBARQ global y CTS EMBARQ México han desarrollado en ciudades como Sao Paulo y ahora en el Distrito Federal, se espera que el proyecto logre concitar el interés y la participación de más organizaciones del sector privado, autoridades y organizaciones de la sociedad civil.

La participación en el piloto está sujeta a la firma de la declaración de participación voluntaria, y hasta ahora entre los participante se encuentran: Santander, Banobras, Microsoft, SCA, Cinépolis y SERFINCOR. Otras empresas participantes son: FedEx, Liverpool, CI Banco, GE, Nadro, Grupo Modelo, Extra, Axtel, Johnson & Johnson, VCI y BTSL Abogados. Finalmente, también han participado las dos universidades más grandes de la zona de Santa FE, la Universidad Iberoamericana y el ITESM- Santa Fe.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*