Frenos de disco: la industria los recomienda

Los frenos son un elemento de seguridad muy importante en una bicicleta, sobre todo porque de su buen estado y funcionamiento va a depender el que seamos capaces de controlar nuestra bicicleta ante un imprevisto, detenerla o, simplemente, que podamos evitar tener un accidente. Sin embargo, a menudo, a los frenos no se les presta la atención debida y a la hora de elegir nuestra bicicleta de viaje no nos fijamos en el tipo de frenos más adecuado a nuestras necesidades.
Los frenos de disco han supuesto un gran avance en los sistemas de frenado de las bicicletas, porque han mejorado cualitativamente la capacidad de respuesta de los frenos. Al montarse cerca del eje de la rueda, su distancia al extremo de la rueda es mayor que en los V-Brake y, por tanto, tienen menos propensión a ensuciarse con lodo y suciedad. Son algo más caros que los V-Brake, aunque cada día bajan más de precio y se están convirtiendo en una opción prácticamente universal.
Ventajas
• Gran capacidad de frenado.
• La fuerza que hay que ejercer sobre las manetas de freno para conseguir la misma potencia de frenado es mucho menor en los frenos de disco que en los V-Brake.
• Ligeros
• Más limpios que los V-Brake.
• No se ven afectados por el descentre de la rueda.
Inconvenientes
• Caros, tanto el sistema como las refacciones.
• Difíciles de arreglar.
• Cuando se saca la rueda, resulta complicado que las pastillas queden bien alineadas con el disco.
• Poco distribuidos en algunos países.
• Dificultan la reparación de los rayos.
(Con información de Ciclotraveling.com)

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*