Hasta la vista, BFF

Por primera vez, el Bicycle Film Festival (BFF) estuvo en México del 7 al 11 de noviembre. Esta celebración de bicicletas en torno al cine, al arte y a la música comenzó con una rodada nocturna, seguida de unas pláticas acerca de movilidad en bicicleta.

Por Georgina Baltazar

La proyección de cortos y películas en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo comenzó el viernes 8 con un programa de agasajo, donde México le da la bienvenida a Nueva York, la ciudad que más material fílmico ha aportado a este festival. El segundo programa estuvo nutrido de materiales de otros países como Italia, Alemania, Inglaterra, Suiza y Escocia.

Mientras avanzaba el programa, las emociones se desbordaban. En la noche del sábado la sala estuvo abarrotada para ver, entre otros, el corto mexicano Dos ciclos en presencia de sus directores Darío López y Rodrigo de la Mora. Gran sorpresa causó la visita de Lucas Brunelle al BFF, quien desbordaba tanta energía como en las imágenes captadas por su cámara montada en el casco mientras recorría 30 ciudades del mundo durante 10 años. El resultado de esa odisea es la peli Line of sight, dirigida por Benny Zenga. Como puede apreciarse en la foto, Brunelle lee Diario en bici.

Y para el cierre, la proyección especial del documental de arte The Impossible Hour, dirigido por Jorgen Leth, quien muestra los tres intentos del ciclista Ole Ritter por romper el récord de la hora en la ciudad de México. Esta función, como un gran festín, estuvo acompañada por la intervención sonora de Simone Pace y Juan Son.

También hubo una exposición fotográfica llamada Joyride Artshow con 16 artista invitados, curada por Brendt Barbur, quien después de sufrir un accidente en Nueva York en 2001 creó el festival, y ha logrado llevarlo a 26 ciudades como Helsinki, Hong Kong, Lisboa, Londres, Milán, Moscú, Nueva York, Tokio, Sydney y Viena.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*