IHS predice 54 millones de vehículos de autoconducción para 2035

coche-auto-conduccion

Egil Juliussen, coautor del estudio autos que se manejan solos, de la IHS Automotive, describe varios beneficios de los automóviles autónomos, incluyendo la posibilidad de que el índice de accidentes sea casi cero. También se espera que disminuya la congestión del tráfico y la contaminación atmosférica. Varios fabricantes de automóviles ya han anunciado planes para producir SDC (Self Driving Cars) en 2020 o antes.

¿Comprarías un coche de autoconducción si pudieras? Aunque los coches híbridos todavía tienen que ponerse de moda, los automóviles autónomos (SDC) -que incluyen el control del conductor- se predice podrían despegar de una manera grande.
De hecho, la firma de análisis global IHS recientemen publicó un estudio que sugiere que los SDC llegarán a las carreteras de todo el mundo antes de 2025. Dicho todo esto, habrá casi 54 millones de vehículos autoconducción en uso a nivel mundial para el año 2035.
En el estudio, Tecnologías emergentes: coches autónomos – no cómo, si no cuándo, IHS Automotive prevé que las ventas totales en el mundo de los coches de autoconducción crecerán de casi 230,000 en 2025 a 11.8 millones en 2035. De ellos, 7 millones de SDC incluirán tanto el control del conductor y el control autónomo, y el otro de 4.8 millones usarán solo un control autoconducción autónoma.
Mirando más hacia el futuro, el estudio prevé que casi todos los vehículos en uso después del 2050 es probable que sean vehículos de autoconducción o vehículos comerciales autoconducción.
El costo al precio por la tecnología electrónica de autoconducción agregará entre 7,000 y 10,000 dólares al precio de etiqueta de un coche en 2025, una cifra que se reducirá a alrededor de 5,000 dólares en 2030 y cerca de 3,000 dólares en 2035, cuando no existan los controles a los conductores.
Los beneficios de coches autoconducción
“Hay varias ventajas de los vehículos autoconducción a la sociedad, a los conductores y a los peatones”, dijo Egil Juliussen, analista principal de información y entretenimiento y sistemas asistidos para la conducción autónoma del IHS Automotive. Juliussen es co-autor del estudio con el analista senior de IHS Automotive Jeremy Carlson.
“La tasa de accidentes se hundirá a cerca de cero gracias a los SDC, aunque otros coches se estrellarán contra los SDC, y en tanto la cuota de mercado de los SDC en los caminos crezca, la tasa global de accidentes se reducirá de manera constante. La congestión del tráfico y la contaminación atmosférica por coche también deberían disminuir debido a los SDC, ya que se pueden programar para ser más eficientes en sus patrones de conducción”, dijo Juliussen.
Los fabricantes de automóviles preparados
Varios fabricantes de automóviles han dicho públicamente que tendrán los coches autónomos para el año 2020 o antes. La tecnología de los automóviles autónomos ya está afectando a los sistemas de asistencia al conductor, como por ejemplo el control de crucero adaptativo, la asistencia de mantener el carril y los sistemas de frenado ante una colisión.
El estudio de IHS dice que el primer grupo de vehículos autónomos tendrá el denominado nivel 3 de capacidad: la autoconducción limitada que permite al conductor ceder el control total de todas las funciones críticas de seguridad bajo ciertas condiciones de tránsito y ambientales. El nivel 3 de control también incluye piloto automático para el recorrido autopista y estacionamiento. Viniendo más adelante en la década serán los SDC nivel 4 –con capacidad de autoconducción–, pero con controles humanos.
Se pronostica que en Estados Unidos y Canadá contará con un 29% de las ventas mundiales de vehículos de auto-conducción con controles humanos (nivel 4) y solo los coches de auto-conducción (nivel 5) estarán disponibles en 2035, o cerca de 3.5 millones de vehículos. China capturará la segunda cuota más alta: 24% o más de 2.8 millones de unidades, mientras que Europa occidental representará el 20%, es decir, un total de 2.4 millones de vehículos.
Aguanta tus caballos de potencia
Por supuesto, el estudio también señala algunos posibles obstáculos a la implementación de los SDC y dos principales riesgos de la tecnología: la fiabilidad del software y la seguridad cibernética. Las barreras incluyen la implementación de un marco jurídico para los coches de autoconducción y el establecimiento de normas y regulaciones gubernamentales.
Recurrimos a Charles King, analista principal de Pund-IT, para conocer su opinión sobre las predicciones. Nos dijo que los SDC son una idea interesante y puede ver que el uso de los coches de auto-conducción resute muy valioso, sobre todo en zonas urbanas, donde la congestión del tráfico es un problema endémico y sin una solución decente. Pero King también ofreció una advertencia importante.
“No se trata de ser aguafiestas, pero vivimos en un país que parece tener una aversión a invertir significativamente en mejoras a la infraestructura. Tengo la sensación de que a pesar de todos los beneficios de los coches de autoconducción, al igual que la telefonía celular e incluso los de servicios de Internet, el costo de la implementación de la infraestructura de autoconducción será mayor que los posibles beneficios. ¿Van a tener parcial éxito y ser una presencia significativa en el tiempo? Sí, creo que sí, pero no al nivel que este estudio sugiere”, remata King.
(Por Jennifer LeClaire, de NewsFactor)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*