Industrial Julián de Obregón, un lugar que reúne ciclistas

IF

León, Guanajuato es la capital del calzado. Eso ya lo sabíamos, lo que desconocíamos es que también es la ciudad en México donde más viajes en bici realizan sus ciudadanos: 6%.

Por Edna Marina Cano (texto y fotos)

León, Guanajuato. Industrial Julián de Obregón es una colonia situada en la ciudad de León, está rodeada de fabricas de la industria del calzado, y diariamente congrega a hombres dedicados a esta actividad, que llegan hasta ahí en bici para buscar empleo.
José Luis Hernández es ciclista y rueda desde hace más de 20 años en la ciudad de León, Guanajuato. La bici se convirtió en parte imprescindible de su vida, no solo es un vehículo que lo transporta por la ciudad a diario, sino también un compañero y una herramienta de trabajo.
Desde hace días, José Luis rueda por las mañanas a la glorieta ubicada en la colonia Industrial Julián de Obregón, la cual se encuentra rodeada de fábricas de zapatos, desde 1719. José Luis llega ahí para buscar empleo.
El municipio de León es considerado la capital mundial del calzado, gracias a que concentra 43% de la industria de zapatos en el país. Según un reporte reciente de la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, en Guanajuato se emplean a aproximadamente 70,000 personas de manera formal en esta actividad, que desde la década de los años 40 es sustento económico de la entidad.

IF

En esta comunidad, Industrial Julián de Obregón, se reúne José Luis igual con otros hombres que ejercen los oficios de afiladores, cortadores, perforadores y pespuntadores. Todos, además de buscar empleo en la industria más importante del estado, tienen otro aspecto en común: la bici.
Los hombres que se dan cita en este lugar tienen entre 20 a 40 años de edad, algunos de ellos están desempleados o buscan un segundo empleo para incrementar sus ingresos.
Los primeros días de la semana, describe José Luis, se congregan cerca de 30 personas a rodar cerca de la glorieta, en espera de que supervisores o personal de recursos humanos se presenten con ofertas de trabajo en alguna de las fabricas situadas en la colonia.
“Muchos andamos acá en bici, dando vueltas, esperando que nos contraten o buscando algún anuncio que solicite algún oficio”, platica José Luis.

IF

Las contrataciones que ofrecen las diferentes fábricas de zapatos asentadas en el municipio son variables, pueden tratarse de empleos fijos o temporales. Algunas de las empresas son Manufacturera de Horma y Tacones, Botas Caborca, Class, Andrea, La Bota y la Asociación Nacional de Proveedores de la Industria del Calzado (ANPIC).
José Luis narra que varios de los que se concentran en la glorieta permanecen de 20 a 30 minutos, regularmente llegan grupos de amigos a leer el periódico en la sección de aviso oportuno o en ocasiones a llenar solicitudes de empleo.
La historia de José Luis se enlaza con la muchos otros padres de familia que se acompañan de la bici no solo para ahorrar el dinero que deben invertir en transporte colectivo, sino para buscar empleo o hacer de la bici también una herramienta de trabajo.

IF

“Mucho tiempo usé la bici para trabajar como afilador, así me iba de un lado a otro con mi herramienta, ofreciendo mis servicios y trabajando sin dejar de hacer ejercicio”, cuenta José Luis.
La bici es una opción de ahorro, acentúa José Luis, después de platicar que puede llegar de un lado a otro en la mitad de tiempo que con otro vehículo. Ya que hace recorridos en bicicleta con duración de 15 minutos, el mismo que en el transporte le llevaría hasta 40 minutos en llegar.
Incluso, José Luis platica que el ahorro en transporte y la movilidad es razón suficiente para andar en bici diario en la ciudad de León. “En mi familia somos cinco y si salimos juntos gastamos casi 100 pesos en transporte de ida y vuelta, por eso utilizamos la bici y ese dinero mejor lo usamos después para darnos un gusto», detalla.
Desde hace tres meses, la bicicleta que pedalea a diario José Luis es prestada, ya que la suya tuvo un serio desperfecto, después de que sufriera un accidente al ser golpeado por un camión en la avenida principal de León. Por suerte, José Luis solo se lastimó el hombro y logró recuperarse pronto.

IF

“Ni los automovilistas y menos lo que manejan camión respetan. Se nos avientan, como si nosotros no existiéramos. Yo prefiero dejarlos pasar o echarle carrera, pero a veces no se puede”, relata José Luis sobre su accidente.
José Luis ha convertido la bici en un compañero que lo conduce, lo transporta, protege su salud y además cuida de su economía. “Si algo no funciona en mi bici yo mismo la arreglo. La reviso diario antes de salir y si es algo más técnico, entonces ya la llevo al taller”, explica.
“La bici me ha dejado mucho, me sirve para mi trabajo y además hago deporte. Me hace sentir bien”, concluye José Luis.

IF

One Comment

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*