Jovénes aprenden la visión del borracho

Conducir-borracho

Con unos lentes especiales que alteran la visión, la Policía busca que los estudiantes de bachillerato conozcan cómo se afecta su percepción al emborracharse y conducir una bicicleta.
El experimento lo aplica la Unidad de Seguridad Escolar (USE) de la Secretaría de Seguridad Pública para sensibilizar y evitar que jóvenes consuman bebidas alcohólicas en escuelas o zonas cercanas.
Los lentes elaborados con micas especiales simulan la visión que tiene una persona en estado de ebriedad, y en la práctica, los alumnos se los ponen y manejan una bicicleta.
Jimena, estudiante del Cetis 42, intentó controlar la bici, pero le fue imposible avanzar más de un metro sin fallar.
Adalberta Peláez, directora de la USE, explicó que buscan evitar a toda costa que se ingiera alcohol en el exterior de las escuelas, principalmente en zonas conflictivas de las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero.
Señaló que en ocasiones los jóvenes se muestran agresivos y ven a los policías con desconfianza, por lo que buscaron ingresar a sus escuelas y tener mayor contacto con ellos.
«Si vemos a algún chavo tomando nos acercamos con toda calma, se les pide de favor que tire el liquido y que se retire a su casa.
«Si se niega, entonces lo remitimos al Juez Cívico, pero un compañero policía que no esté preparado para esto pediría hasta refuerzos», comentó Peláez.
REFORMA acudió al Cetis 42, ubicado en la Colonia Ixtlahuacan, una de las zonas más conflictivas de Iztapalapa, durante una de las practicas de la USE.
Ahí, mientras un grupo de adolecentes que conforman el grupo de rock GRTL tocaba en el patio del plantel, se observaba el entusiasmo de los muchachos por participar y probarse los lentes, al tiempo que manejaban una bicicleta y eran cuidados por los policías para no golpearse.
No faltaron las caídas y bromas entre los estudiantes, y algunos querían hasta tomarse fotos con los agentes.
«Está canijo manejar borracho y es mejor experimentar así; mis amigos tienen una motoneta y luego andan bien briagos manejando y sí es peligroso», aseguró Raúl, estudiante de 16 años.
(Por Arturo Sierra, de Reforma)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*