La bici, una alternativa de movilidad y recuperación de espacios

ver-a-los-ciclistas

La bicicleta no es solo una alternativa de transporte sino un elemento de conexión con los espacios de nuestra ciudad.

Por Edna Mariana Cano

Durante el Foro de Sustentabilidad, organizado el Sistema Integrado de Transporte (SIT) y realizado en León, Guanajuato, la bicicleta tuvo un espacio de discusión, en dónde se habló de su uso en esta y otras ciudades del país.
Según datos del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), la Ciudad de México y León son dos de las ciudades con mayor desarrollo del ciclismo urbano en el país.
Durante el foro en León, Erick Cisneros, uno de los fundadores del colectivo Ponte las ruedas, saca la bici, explicó la importancia de hacer ciudad a través de moverse en bicicleta. Este colectivo forma parte de un proceso sensibilizador que pretende crear una conciencia para apropiarse de los espacios y generar condiciones sociales de convivencia y armonía en la ciudad de León con paseos nocturnos, talleres y pláticas.
Se trata, aseguró el fundador de Ponte las ruedas, saca la bici, de hacer un “uso social de los espacios en la ciudad. Y comprender que la ciudad no es concreto, ni ciclopistas, sino un lugar social”.
En esta perspectiva, Pedro Camarena, arquitecto y uno de los responsables de la estrategia de movilidad en bicicleta de la Ciudad de México, coincidió en que la ciudad es un espacio social del cual debemos disfrutar al habitarlo y movernos en el.
“Países de Europa como Holanda, Dinamarca, Francia y España han reconstruido sus espacios para integrar la movilidad por medio de la bici; sin embargo, cada país y cada ciudad tiene su muy particular forma de llevar a cabo las propuestas más idóneas en cuanto al ciclismo”, explicó Camarena.
México tiene diferencias visibles con este tipo de ciudades, en infraestructura, educación y economía, por esa razón: “En México para poder adoptar estos modelos, debemos transformarlos o ‘tropicalizarlos’, para insertarlos en nuestras sociedades”.
Pedro Camarena afirma que nuestras ciudades tienen un alto potencial de convertir la bicicleta en un modo de vida, también como una forma de reconectar con nuestra sociedad y naturaleza.
Un ejemplo de estas iniciativas de movilidad es Ecobici, el sistema de préstamo de bicicletas en el Distrito Federal, es un programa que presenta la bici como una alternativa de transportes no motorizados. El sistema se estableció en 2010, con 1,114 bicicletas y 85 cicloestaciones automatizadas. Ecobici fue diseñado para realizar viajes cortos de aproximadamente 15 a 30 minutos.
Actualmente, Ecobici cuenta con 100 estaciones y más de 4,000 bicis, mientras que en París, una de la ciudades que marcó pauta en la utilización de este sistema, cuenta con 20,000 bicis.
La bicicleta ha conformado una alternativa de movilidad que puede compartirse con el auto, durante viajes cortos o como una opción de recorrido completo. Y en esa medida, redescubrir los caminos y espacios de la ciudad, a través de carriles confinados y ciclovías.
Sobre este tema, Camarena explicó el proceso de diseño y construcción de una de las ciclovias más extensas en la ciudad de México, que va de sur a norte con 66 kilómetros: la ciclovía rural de Tlalpan que llega –intermitentemente– hasta Reforma y Periférico.
Con esta ciclovia, no solo se logró la instalación de una nueva vía de comunicación, sino además la recuperación del espacio comunitario que retomó 53 kilómetros de senda en desuso y la interconexión con distintos medios de transporte, así como la integración paisajística, económica y social de la Ciudad de México.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*