Lavado ecológico de recursos el programa Ecobici: Bicitekas

La organización lamentó que el GDF promueva acciones para mejorar el medio ambiente, pero que éstas provoquen problemas de contaminación visual.

Como un “lavado ecológico” de recursos, la organización Bicitekas calificó el uso del programa Ecobici por parte de la empresa Clear Channel Outdoor México, para beneficiarse con la entrega de permisos para la colocación de publicidad en las calles.

“La empresa está comiéndose el mundo de la publicidad, aprovechando su negocio de la renta y venta de bicis para tener espacios privilegiados, eso es muy cuestionable”, sostuvo Agustín Martínez Monterrubio, integrante de la asociación Bicitekas.

Dijo que el argumento de la autoridad local, desde que el programa les fue presentado a las organizaciones que promueven el uso de la bicicleta en la ciudad, fue el de pagar con un espacio público el precio preferencial de los equipos y sistema que integra Ecobici.

“Por un lado resulta conveniente para las finanzas de la ciudad, al menos así nos lo expusieron, como un acuerdo de intercambio y que beneficia a la ciudad, pero no sabíamos que eso implicaba la asignación privilegiada de permisos o espacios de publicidad”, comentó Martínez Monterrubio.

En entrevista, lamentó que por una parte el GDF promueva acciones encaminadas a mejorar el medio ambiente, pero que las mismas provoquen problemas de contaminación, en este caso visual.

“Parece que no hay límites, prefieren darlo todo y sin miramientos, la contaminación visual que produce la publicidad piensan que no nos afecta. Especialmente los que son audiovisuales o con imágenes en constante movimiento como los relojes de altura, son una distracción fuerte para los automovilistas que pone en peligro a los ciclistas, y a ellos mismos”, añadió.

Aunque reconoció que la tecnología y la modernidad, inevitablemente, tocan el terreno de la publicidad, ésta puede resultar nociva y contaminante para quienes viven en la capital del país.

Adelantó que hoy presentarán un balance sobre las políticas del gobierno local encaminadas al fomento de la bicicleta, en las cuales, si bien hay aciertos, también hay serios problemas como la poca seguridad de los usuarios que han sido invitados a cambiar el auto, pero no se preocuparon en que éstos supieran cuál es la forma correcta de pedalear por las calles.

Dijo que otro error evidente en este sexenio, fue el desarrollo de vialidades y espacios que privilegian el uso del automóvil, lo que demuestra que el impulso a la bici, no es “tan verdadero”, concluyó.

(Excélsior)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*