Mejor corredor de la primera semana #TdF

BESANCON/OYONNAX

Como es habitual cada vez que hay descanso en las grandes vueltas, toca analizar lo acontecido y las acciones de los protagonistas principales, y en este caso elegir el mejor Corredor de la primera parte.
Inmediatamente salieron a la luz tres apellidos, muy ilustres por cierto, como son los de Marcel Kittel, Vincenzo Nibali y Peter Sagan quiénes, sin temor a equivocarnos, han sido las figuras excluyentes del tercio inicial de la ronda gala.
El velocista de Giant conquistó tres de las cuatro volatas de la prueba, dominando a su antojo la especialidad en lo que podría tomarse como la confirmación de lo comenzado en la edición de 2013, por lo que ya no hay más dudas sobre quien es el mejor sprinter del mundo, aunque esto no le alcanza para eclipsar a los otros nominados.
Por su parte, Sagan llegó al Tour con el único objetivo de coronarse tri campeón de la Clasificación por puntos y, con dos semanas por delante, ya tiene prácticamente asegurada su meta gracias a lo hecho las primeras siete etapas, donde no bajó nunca del top 5, llegó tres veces 2° y puntuó en sprints intermedios aún con puertos en el camino.
El eslovaco acumula 287 unidades contra las 156 de Coquard, marca impresionante pero esperable, por lo que tampoco es él nuestro ciclista de la semana, galardón que obviamente recae en las espaldas de Nibali.
El Tiburón arribó a Francia bajo una lluvia de criticas, algo acalladas por su título nacional en los días previos a la competencia, pero aún así dolorosas desde el momento que su propio mánager dudó de él (por más que luego lo hayan desmentido, la fractura en el seno del equipo kazajo existe).
Con Froome y Contador en liza, pocos apostaban por el de Messina, que no obstante ello probó ser el más valiente una vez más, atacando en el descenso rumbo a la llegada en Sheffield, donde se alzó con su primer parcial en la prestigiosa ronda francesa y sobretodo, con el preciado Maillot

Tour-de-France-2014-1
No conforme con eso, mientras el resto de los capitanes agonizaba en el pavé de la Roubaix dispuesto en la quinta fracción, el Tiburón volvió a mostrar hambre y en vez de sobrevivir, se fue hacia adelante olvidándose de sus frágiles 65 kilogramos, culminando 3° y sacando gran parte de la renta de la que hoy goza en la general.
Días después, fue el único que aguantó la embestida de Contador en Gérardmer y, aunque nunca sabremos si el de Pinto era realmente superior, lo concreto es que el de Astana añadió algunos segundos más a su ventaja merced a la 3° colocación allí obtenida.
Finalmente, camino a La Planche des Belles Filles y dejando el abandono de Contador de lado, Nibali le puso otro clavo al cajón luego de hacer bueno el trabajo de sus compañeros durante toda la jornada, cazando primero y lanzándolo después, para que él explotara sus virtudes cuesta arriba en detrimento de Purito Rodríguez, que ya olfateaba la victoria.
El resto de los jefes de fila sólo pudo ver la espalda al gran Vincenzo, que aumentó la brecha, en algunos casos de modo alarmante y en otros, aunque no fue demasiado en los hechos, sí lastimó psicológicamente, dejando la sensación de que la batalla de ahora en adelante es por el 2° escalón del podio.
Con todo esto en perspectiva, es irrefutable la elección de Vincenzo Nibali como mejor corredor de la semana inicial de la Grande Bouclé, porque es evidente que tiene todo a favor para coronarse y así ingresar al selecto grupo de vencedores en Giro, Tour y Vuelta para quedar inmortalizado en los anales del deporte pedal.
Pablo Martín Palermo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*