No puedes tocar mi carro, entiéndelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay gente muuuuy quisquillosa con sus pertenencias. Tal y como ocurre con este automovilista.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*