Payaso recorre el mundo en bici

Su viaje empezó el 19 de noviembre de 2004 a las 9:00 de la mañana en su tierra natal, Oviedo, España. Desde entonces no ha parado de pedalear y no tiene contemplada una fecha para hacerlo.
Álvaro Neil es un apasionado de la bici y de hacer reír a la gente. Esta combinación lo llevó a dejar su trabajo y emprender un rumbo sin destino fijo que lo ha guiado por 67 países con el único objetivo de conocer el mundo sobre dos ruedas y regalar sonrisas entre los más desfavorecidos.
«Quiero pedalear hasta que me canse», dice Neil mientras mira a «Karma», la tercera bici que ha tenido en sus ocho años y medio de travesía.
Convencido de que su casa está donde esté su bici, cree firmemente que un día pagarán a la gente por ir a trabajar en este medio de transporte.
«Para mí, la bicicleta es el mejor medio de transporte. Puede llevar 10 veces su propio peso, y, si con un coche haces eso, se acabó el coche. Es el mejor descapotable que existe: te da el sol, te bronceas, la lluvia te refresca y viajas a la velocidad de las mariposas o incluso más despacio que ellas. Viajando en bicicleta ves cosas que en coche no ves», asegura.
«El coche es una máquina peligrosa. Es una buena herramienta para desplazarse, como el avión, pero no para viajar. Sin embargo, en bici los problemas se reducen. Un pinchazo en una rueda, te quedas con poca agua… pero eso es casi todo».
Confiesa que le gusta más el campo que las ciudades, donde, afirma, la gente es más humana, y destaca bondades de algunos lugares del mundo por su compromiso con el medio ambiente.
«Hay sitios en África donde no ha llegado el plástico y las casas están mimetizadas con el ambiente. En India, las tazas del té son de barro; lo tomas, tiras la taza al suelo y la materia regresa a su origen».
Puedes seguir su paso en www.biciclown.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*