Vámonos queriendo… abraza un auto y que te cuide

Primer acto: Las Insolentes salieron a rodar por las calles de México DF.

Segundo acto: Al ratito se bajaron de las bicis en varios cruces y semáforos.

Tercer acto: Las muchachas abrazaron automóviles, hasta besos les dieron y repartieron volantes.

¿Cómo se llamó la obra? Vámonos queriendo. Se trató de hacer conciente al automovilista de que alguien en bici es un coche menos y, por lo tanto, también es bueno para los vehículos. ¿Será tan difícil de entender?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*